Telf:(+591)(3) 3353357
Email: info@nuevademocracia.org.bo
C/Velasco N° 700 Edif. La Riva Of. 301

Sobre la libertad de expresión

Sobre la libertad de expresión

Por: Enrique Gonzales

 

Un tema que ha generado mucha controversia en los últimos tiempos es el de la libertad de expresión… ¿Tiene límites? ¿Hasta dónde llega? ¿Es legítimo que yo ofenda a otros haciendo uso de dicha libertad? ¿Deben los medios de comunicación ser limitados en su trabajo?

Estas preguntas se han vuelto frecuentes en una época en donde lo políticamente correcto tiende a ganar más espacio en el campo de las opiniones.

En un mundo completamente online, en donde es mucho más fácil que una opinión sea vista se ha reavivado el debate de la libertad de expresión.

John Stuart Mill hace una de las más grandes defensas a la libertad de expresión en el capítulo 2 (De la defensa de pensamiento y de discusión) de su libro On Liberty, el cual comienza de la siguiente manera:

Debemos esperar que haya pasado ya el tiempo en que era necesario defender la ‘libertad de prensa’, como seguridad contra un gobierno corrompido y tiránico. Hoy día ya no hay necesidad, supongo, de buscar argumentos contra todo poder, legislativo o ejecutivo, cuyos intereses no sean los del pueblo, y que pretenda prescribirle sus opiniones y determinar las doctrinas y argumentos que está autorizado a escuchar…

Es particularmente curioso lo que el autor menciona en lo escrito anteriormente ya que nos dice indirectamente que ya no es necesario explicar a la sociedad, la importancia de defender la libertad de expresión en la prensa, y que mejor aún ésta ya debería estar normalizada entre los individuos que comprenden el rol del Estado con los ciudadanos. No obstante aquí hay algo importante que señalar: John Stuart Mill escribió On Liberty en 1859, una época en donde el mundo estaba aún en revoluciones libertarias. Las revoluciones americanas francesas se habían llevado a cabo prácticamente hace poco y Latinoamérica ya tenía conformadas sus naciones independientes del dominio español; es decir, era una época en donde se respiraban los primeros aires de libertad y de la promesa de gobiernos que no actuarían en detrimento del pueblo que los eligió para llevarlos por nuevos rumbos.

Posiblemente si J. S. Mill viviera en los tiempos actuales, no diría eso e insistiría en hacer una defensa activa por la libertad de prensa ya que él mismo, vería por su cuenta como un gobierno no monárquico puede ser más totalitario de lo que alguna vez se pensó.

La libertad de expresión en los medios de prensa ha sido extremadamente limitada en los tiempos actuales y muy especialmente en América Latina, que se ha caracterizado por tener en la mayoría de sus países, gobiernos que han hecho gala del abuso del poder, los atropellos a los ciudadanos y el irrespeto por los derechos humanos.

 

*La opinión del autor es personal y no constituye una posición oficial de la Fundación Nueva Democracia.

Modificado por última vez en Sábado, 20 Octubre 2018 19:07