Telf:(+591)(3) 3353357
Email: info@nuevademocracia.org.bo
C/Velasco N° 700 Edif. La Riva Of. 301

La cultura de la Corrupción

La cultura de la Corrupción

Por: Idalberto Coro

 

La corrupción es uno de las formas de delinquir menos invasivas pero que afectan a la mayor cantidad de personas en un país, podemos estar hablando que los robos y asesinatos son crímenes aún más graves, pero su magnitud no se compara con la de la corrupción.
¿Por qué?, porque tiene un ratio de alcance mayor a largo plazo y no solo afecta a una o dos personas, afecta a cientos o millones y lo peor de todo que se adhiere de tal forma a la sociedad que se vuelve un cáncer para el progreso de cualquier región.


La corrupción puede comenzar en cualquier nivel y ámbito de la sociedad, está presente en acciones como saltarse el puesto en una fila hasta destruir todo un ecosistema para beneficiar a una empresa o grupo de personas.


Hoy en día en Latinoamérica se vive una por así decirlo CULTURA DE CORRUPCION donde es para sus habitantes es normal y común ver como el que paga más es quien se lleva los beneficios deseados. Casos como ODEBRETCH, LAVA JATO o FONDO INDIGENA son solo la punta del Iceberg, puesto que actos de microcorrupcion son tan normales entre nosotros que lo vemos como cultura, costumbre, gauchadas como le dirían en argentina, avivarse como le dirían en el Perú o hacerse al Opa como le dirían en Santa Cruz. Son justamente estos actos de microcorrupcion los que generan con forme pasa el tiempo los grandes casos de corrupción que destruyen a un país.


-¿Pero que le cuesta a la sociedad un poco de corrupción? Dirían algunos, - si es como hemos vivido siempre. Dirían otros, pues a Bolivia y Latinoamerica le ha costado su progreso, su crecimiento económico y su libertad.


Su progreso, porque hoy en día gracias a la corrupción no podemos generar empresas que creen el empleo deseado y necesario; no podemos crear emprendedores que compitan por calidad y eficacia porque se fomenta en ellos las ideas de que si no tienes un padrino en algún nivel de gobierno este siempre te ignorara; No tenemos progreso porque nuestros hijos y hermanos se decepcionan al crecer y ver que para ser alguien en la vida deben ser corruptos que ser excelente no vende pero mediocre y corrupto si te abre puertas.


Su crecimiento económico, porque somos culpables de permitir que gobernantes cometan corrupciones, manipulen resultados económicos y de esta forma le mientan a sus naciones el cómo realmente esta su país, lo que nos cuesta a todos nosotros no saber realmente como estamos económicamente y por ende seguir fomentando la corrupción de malos gobernantes.
Su libertad, porque un país que está preso por la corrupción nunca es completamente libre ya que cuando algún ciudadano quiere dar su opinión o manifestar sus ideas ante un nivel de gobierno es difícilmente escuchado. Porque cuando un país sumido en la corrupción exige a sus gobernantes que cumplan la ley, ellos prefieren arremeter contra la población con tal de no perder el poder ganado y el mal dinero generado a causa de sus malos actos.


Pero que podemos hacer como sociedad para eliminar esta grave situación, para cambiar esta cultura de corrupción en la que vivimos o por lo menos detener que este cáncer se prolifere. Unos dirían marchar y hacer paros generales para cambiar de gobiernos, otros dirían meter presos a todos los corruptos, otros dirían hacer leyes más estrictas contra quienes los cometan; Pero en realidad lo primero que debemos hacer es cambiar nosotros primero, luego intentar cambiar a nuestra familia, luego a nuestro entorno más cercano y al final todos juntos la sociedad, ya que es más sencillo evitar se corrupto uno mismo y corregir a tu familia que tratar de cambiar a una sociedad entera de golpe, ¿Es difícil?,- lo es, pero no imposible.

 

*La opinión del autor no constituye una posición oficial de la Fundación Nueva Democracia.