Telf:(+591)(3) 3353357
Email: info@nuevademocracia.org.bo
C/Velasco N° 700 Edif. La Riva Of. 301

Por una Bolivia digna y libre

Por una Bolivia digna y libre

Por: Ignacio Arandia

 

Una de las muletillas más frecuentes citadas por el presidente Evo Morales es “Dignidad”, digo muletilla porque junto con otras palabras como “imperio, pueblo, compañeros, Estados Unidos”, son repetidas en casi todos sus discursos.

Según la RAE la dignidad se define como la condición de digno, es decir, de ser merecedor de algo, correspondiente, proporcionado al mérito y condición de alguien o algo.

El gobierno de Morales se jacta de que el socialismo devolvió la dignidad al pueblo boliviano que el liberalismo le había quitado, pero la idea principal del socialismo es la abolición al derecho de propiedad privada, es decir, deja de lado cualquier tipo de mérito y esfuerzo propio, consintiendo que el Estado controle y distribuya los bienes a su disposición.  

Aristóteles decía que  “La dignidad no consiste en tener honores, sino en merecerlos”, refiriéndose a que la verdadera dignidad se da cuando lo que se tiene, se obtuvo porque verdaderamente se merecía, porque se había trabajado por ello. La idea utópica de igualdad y equidad que propone obtener bienes por el simple hecho de vivir en una sociedad, transgrede la idea de que cada persona puede obtener sus recursos por su propio esfuerzo, y rebaja la dignidad de los individuos al no darles la oportunidad de demostrar de que son capaces.

La dignidad se basa en admitir que cada persona es merecedora de respeto sin importar cómo es, de donde viene o que ideología tiene. Al parecer para el gobierno de Morales  la dignidad es un hecho donde solo unos cuantos son merecedores de esta “condición digna” por seguir a ciegas sus mandatos. “Si queremos tener dignidad y soberanía el camino es ser antiimperialista”, decía hace pocos días Morales en una ceremonia ante las fuerzas armadas del país. Pareciera que para el presidente solo se puede tener dignidad si se cumplen los requisitos que el mismo dicta.

El liberalismo pregona la libertad individual en igualdad de condiciones y la obtención de frutos por el trabajo propio, entonces, ¿el liberalismo brinda la verdadera dignidad al ser humano porque le otorga la capacidad de decidir sobre sí mismo?.

*La opinión del autor no constituye una posición oficial de la Fundación Nueva Democracia.

Modificado por última vez en Viernes, 05 Octubre 2018 20:05