Telf:(+591)(3) 3353357
Email: info@nuevademocracia.org.bo
C/Velasco N° 700 Edif. La Riva Of. 301

SOBRE EL PODER Y LA SEGURIDAD

SOBRE EL PODER Y LA SEGURIDAD

Por: Claudio Gonzalez

 

El poder ha sido desde siempre algo interesante de analizar, y en la actualidad los modelos de gobierno se basan en que el pueblo, mediante voto popular, cede poder al gobierno de turno, el cual debería administrar los recursos a favor del mismo pueblo y brindarle seguridad, entonces: ¿Por qué el ser humano busca que el estado le brinde seguridad? ¿Qué pasa si el estado se vuelve gradualmente en una tiranía? ¿El pueblo busca derrocar al gobierno que ya no le da el sentimiento de seguridad o simplemente es incapaz de ver que ya no está seguro con el gobierno de turno?

 

Desde tiempos antiguos, el ser humano busca que alguien más lo proteja (en este caso, gobernantes), un ejemplo de ello es la sociedad espartana que brindaba poderes a los gobernantes a cambio de la protección de estos.

 

Sin embargo, mucho tiempo después en esta época moderna, se sigue dando el poder a una sola persona para que ésta lo administre y brinde seguridad, además de garantizar el comercio, pero ¿Siempre brinda seguridad?. Este concepto se vuelve subjetivo en el momento que los seres humanos perciben distintos miedos y/o amenazas según su psicología. En este sentido puede ser que ciertas personas crean que la brinda mientras ciertas otras no lo ven de esa manera. Sin embargo, mientras más tiempo está un gobernante en el poder, su imagen se vuelve más familiar para los gobernados, de tal manera que llegan a asociar la imagen del gobernante con seguridad.

 

El problema en todo esto es que, mientras mayor tiempo esté el gobernante, más se aferra en la cabeza de las personas de que él es “el único”. En este sentido, el gobernante puede ir cambiando su forma de actuar con el pueblo y este puede llegar a tolerarle sus acciones si estas se van dando gradualmente, llevando a la ilusión de que se encuentran bajo la “seguridad” del estado, siendo que en realidad la situación es totalmente contraria. Según esta lógica, es posible explicar por qué los ciudadanos son capaces de tolerar acciones de gobiernos que buscan coartar ciertas libertades o derechos que estos tienen, bajo el pretexto de que es por “su seguridad”, deslindandose ellos de toda responsabilidad y asumiendo que el gobierno está haciendo lo mejor, pues lleva años haciéndolo.

 

Todo esto depende de la cantidad de derechos que se violen en una cierta cantidad de tiempo, pues esto es crucial para la percepción del ciudadano de si se encuentra seguro o no, ya que el proteccionismo que brinda el estado conlleva a veces a perjuicios a nivel individuo o violaciones a derechos. Aquí es donde uno se pregunta: ¿Es posible evitar esto? ¿Es posible darse cuenta de algo tan subjetivo?...

 

*La opinión del autor no constituye una posición oficial de la Fundación Nueva Democracia.

Modificado por última vez en Viernes, 05 Octubre 2018 20:05