Telf:(+591)(3) 3353357
Email: info@nuevademocracia.org.bo
C/Velasco N° 700 Edif. La Riva Of. 301

Políticas Públicas y Liberalismo

En Bolivia, gran parte de la sociedad vive o ha vivido dentro de los umbrales de la pobreza, la carencia y la necesidad, son el pan de cada día. En las periferias de esta gran urbe llena de anillos, ahí por donde el micro tiene su parada, es donde se siente más este pesar. Muchas de estas necesidades siempre han estado y persistirán porque, mientras más se desarrolla la ciudad por más que se trabaje no se puede tener a todos contentos, por otro lado con pasitos de tortuga muchas de estas se van resolviendo y satisfaciendo. Desde la teoría se supone que el gobierno vela por los derechos de los ciudadanos y trabaja por ello pero el gobierno no es omnipotente y omnipresente (que lo puede todo y que está en todas partes) y se vale del ciudadano para ver las carencias del pueblo y crear un plan conjunto.

En los últimos años con el anterior gobiernos muchas de esas soluciones fueron subsidios y bonos; Bono Juancito Pinto, Universal Prenatal, Lactancia Materna, Renta Dignidad, etc. Nos hemos acostumbrado a vivir con ellos y cada vez más sectores piden más y más. A veces hasta se torna costoso discutir otras posturas sobre el tema. Por ejemplo, cuando se habla de liberalismo lo primero que la gente piensa es egoísmo personal, y no se lo suele asociar a políticas sociales o participación del estado cooperando con el ciudadano.

El liberalismo no es solo uno, hay varios tipos y varios de ellos si aceptan una red de contención a los más desprotegidos. Persiguiendo uno de sus valores fundamentales que es el derecho a la VIDA, de manera digna. Por otro lado muchos liberales dicen que para estas personas que no están en las mismas condiciones deberán ser ayudados por entes privados, filántropos u otras personas. Pero sabemos que en la realidad esto no es factible y el estado debe garantizar los derechos fundamentales y libertades básicas. Por el mismo camino, se plantea un apoyo temporal y muy circunstancial, que no se basa en el paternalismo y evitando que la gente dependa de este ilimitadamente. Todo esto no se podría realizar sin un plan de acción efectivo, que los algunos liberales plantean, ya que no hay que olvidar el fin de este apoyo es que ellos salgan de esta situación y en su mejor escenario no tener que volver a necesitarla.

En resumen, hoy en día debemos dejar de lado las políticas del anterior gobierno y comenzar a tener nuestra mirada en el futuro. Estuvimos 14 años bajo políticas de izquierda, tachados de neoliberales que solo piensan en sus intereses y en el del imperio. No todos los caminos de la libertad son iguales y nunca hay que olvidar los derechos fundamentales que el estado debe garantizar vida, propiedad y libertad. Los cambios son difíciles en especial si son a gran escala, debemos tener en mente que el cambio comienza en la cabeza de alguien.