Telf:(+591)(3) 3353357
Email: info@nuevademocracia.org.bo
C/Velasco N° 700 Edif. La Riva Of. 301

Raíces Cristianas de la Economía de Libre Mercado, por Alejandro Chafuen

Prologo

Por: Alejandor Chafuen

Es una gran alegría para mí que esta nueva edición esté apareciendo en Chile, gracias al liderazgo en la difusión de los principios de una Sociedad Libre que tiene Fundación para el Progreso, dirigida por Axel Kaiser y Ángel Soto.

Una de las primeras personas que encontró valor a mis estudios y esfuerzos fue Arturo Fontaine Talavera. Me invitó al Centro de Estudios Públicos, en la primera casona en Monseñor Sotero Sanz. Allí, incluso en tiempos de gobierno autoritario, se respiraba ese aire de enriquecimiento espiritual que uno encuentra donde se habla abierta y respetuosamente de ideas. Además de una charla en un seminario, si mal no recuerdo con uno de los Ibáñez y con Fernando Moreno en el panel, Arturo coordinó una entrevista con Lucía Santa Cruz. Las preguntas de “la Lucía” destilaban cultura, erudición e inteligencia.

Varios de los temas principales tratados en capítulos de este libro aparecieron ampliados en esa colección magnífi ca publicada por el CEP y editada por Eliodoro Matte: Cristianismo, sociedad libre y opción por los pobres. Muchos de estos temas tratan aspectos éticos y jurídicos de la propiedad privada, como el de la justicia distributiva. Temas de ética económica que tienen hoy una enorme relevancia. Esta nueva edición incluye una sección sobre el ser humano y la ecología.

El período durante el cual vivieron la mayoría de los autores citados en este libro, ha cautivado mi curiosidad intelectual. La Florencia de San Antonino, O.P., y la Siena de San Bernardino de Siena, O.F.M., tenían una riquísima vida cultural, social, política y económica. Las refl exiones de estos santos en temas de economía complementaron los escritos de Santo Tomás de Aquino y de otros precursores. Estos trabajos sentaron las bases del conjunto de ideas que, de la mano de Francisco de Vitoria, dominico ilustre al igual que Santo Tomás y San Antonino, dieron el punto de partida a la “Escuela de Salamanca” y otros centros de estudio y difusión de la Escolástica Hispana.

Desde que San Ignacio funda la Compañía de Jesús en 1539-40, un grupo importante de sus miembros se suma a la refl exión sobre temas económicos. Entre los jesuitas citados en mi obra están Domingo de Báñez, Luis de Molina, Ludovico Lesio, Juan de Lugo, Antonio de Escobar y Mendoza, Juan de Mariana y Francisco Suárez. Sus refl exiones en temas económicos, y especialmente sobre temas políticos, le hicieron escribir a Lord Acton que “la mayor parte de las ideas políticas de Milton, Locke y Rousseau se pueden encontrar en las ponderosas obras en Latín de los jesuitas, súbditos de la Corona Española como Lesio, Molina, Mariana, y Suárez”.

Los escritos de estos jesuitas tuvieron gran infl uencia en Latinoamérica. Muchas cosas sucedieron desde la expulsión y el retorno de la Compañía de Jesús. Pero las verdades, si merecen ese nombre, son eternas. Jesuitas como Pedro de Oñate siguieron con la tradición de los grandes jesuitas que enseñaron en Salamanca, Coimbra, y el Colegio Romano (hoy la Universidad Gregoriana). Oñate escribió un tratado De contractibus (1646-1654), que fi gura entre los más extensos y completos que jamás se hayan escrito. Mi gran profesor en estos temas, el ya fallecido Oreste Popescu, consideraba a esta obra como “la primera obra de teoría económica escrita en Argentina del siglo XVII”. El profesor Popescu ayudó a traducir este tratado y varios otros de la escolástica hispano-americana, esfuerzo que está a la espera de fondos para ser terminado y llevado a la imprenta (electrónica o de papel).

Además de su contribución intelectual, Oñate autorizó y fundó varios colegios, incluyendo el Colegio de Buenos Aires, en 1617. El Colegio Nacional de Buenos Aires, que dejó de ser jesuita luego de la expulsión de la Compañía, tiene un origen escolástico tardío. En este libro no cito mucho a Oñate ya que en sus obras él acepta y repite muchas de las doctrinas económicas de sus precursores. Pero el pensamiento jesuita en temas económicos y políticos de los siglos XVI y XVII todavía deja enseñanzas valiosas, y como hoy, cuando escribo esta introducción, la Iglesia Católica tiene un Sumo Pontífi ce jesuita y de Buenos Aires, quizás se le prestará más atención.

Espero que esta nueva edición, la primera de mi libro publicada en Latinoamérica, incentivará a estudiar más y a republicar los trabajos de los moralistas latinoamericanos que contribuyeron al pensamiento económico y político. Quizás también veremos una nueva generación de hombres y mujeres de “escuela” comprometidos con el estudio científi co y con una visión económica fundada en la verdadera naturaleza de la persona humana.

 

*Extracto del Prólogo original del libro. La opinión del autor es personal y no constituye una posición oficial de la Fundación Nueva Democracia.

 

DESCARGÁ EL LIBRO EN EL LINK

Modificado por última vez en Miércoles, 13 Marzo 2019 10:58