Telf:(+591)(3) 3353357
Email: info@nuevademocracia.org.bo
C/Velasco N° 700 Edif. La Riva Of. 301

Libertad Empresarial: Promoviendo el desarrollo de la micro y pequeña empresa, compilación por: Fernando García

Prólogo

 

Por: David Vincent Henneberger

 

Los resultados del alto desempeño emprendedor, es decir los productos, pueden cambiar el mundo. Pensemos en Apple o Google y en la manera en la que hoy nos comunicamos. O pensemos en Tesla, el pionero en la producción de vehículos eléctricos con sede en California. Como las pinturas o las esculturas, estos productos son resultado de procesos creativos. Por supuesto tienen una finalidad intrínseca adicional: las ganancias empresariales (aunque si uno echa un vistazo al mercado de arte global, esta distinción resulta difícil).

Donde se restringe la libertad artística, la indignación es grande. Con toda razón. Pero con frecuencia falta este reclamo cuando se ve amenazada o limitada la libertad empresarial. La pregunta es ¿por qué?, siendo que ambas formas de expresión son parte de la naturaleza humana. Existe una serie de razones, pero una resalta: la envidia respecto del éxito empresarial. En este sentido hay sólo una contradicción superficial cuando en América Latina se observa que los más grandes enemigos de la libertad empresarial viven en medio de lujos inimaginables: porque hábilmente se aprovechan de estos resentimientos entre la población para mantenerse en el poder y enriquecerse desmesuradamente a cuenta de otros. Y no de manera creativa, sino a través del grosero poder del más fuerte. Por supuesto no todas las restricciones a la libertad empresarial tienen la misma motivación. Sobre todo en el ámbito burocrático existen regulaciones que a lo largo de décadas se han apilado como capas de sedimento para formar una dura masa. Y todos han olvidado eliminarlas.

Por otro lado, los empresarios y sus aliados políticos se perjudican a sí mismos. El pecado mortal es la separación de las libertades empresarial y política. Chile continúa siendo un ejemplo de advertencia que arruinó por décadas la imagen de la política económica de corte liberal, no sólo en América Latina sino también en Europa. Los empresarios que en repetidas ocasiones buscan que el Estado proteja su participación en el mercado y sus ganancias dañan la economía de manera persistente. A las personas de estratos sociales bajos, que no tienen acceso ni a la educación ni al capital y que por tanto no pueden desarrollar su potencial emprendedor, difícilmente se les puede reclamar que en las elecciones hayan votado por aquellos partidos enemigos de la economía y creyentes en el Estado. Nadie es tan altruista. En este sentido son precisamente los empresarios quienes son también responsables de fomentar mejoras respecto del acceso a la infraestructura social y física.

Al principio mencioné algunas empresas cuyas sedes están en California. ¿Es esto una coincidencia? No. Desde algunos años existe la teoría de que la economía florece precisamente en aquellos lugares donde la llamada “Creative Class” se siente en casa. Muchos empresarios son librepensadores, piensan “out of the box” y no se sienten atraídos por los valores conservadores tradicionales. Un ambiente político- social liberal es humus para el desarrollo económico. Honduras debe procurar que las mentes creativas vean en su patria un futuro alentador. Muchos talentos abandonan el país porque perciben inseguridad y se sienten limitados en su forma personal de vida.

Quien busca empresas prósperas, ingresos tributarios brotantes, un desarrollo económico y social, así como también una vida en libertad autodeterminada, encontrará en esta destacada publicación todo lo que necesita para este sendero del desarrollo. Ojalá la presente sea para los tomadores de decisión hondureños y muchas otras personas una recomendación de acción. Le deseo una lectura motivante.

 

 

*Extracto del prólogo original del libro. La opinión del autor es personal y no constituye una posición oficial de la Fundación Nueva Democracia

Modificado por última vez en Viernes, 18 Enero 2019 21:12