Telf:(+591)(3) 3353357
Email: info@nuevademocracia.org.bo
C/Velasco N° 700 Edif. La Riva Of. 301

La mejor época

La mejor época

Por: Christian Aramayo

 

 

A veces, pareciera que la coyuntura nos envuelve en un mar de noticias negativas: son insistentes los informes que falsean la realidad e incluso se puede creer –erróneamente- que vivimos una crisis civilizatoria. Por tanto, revisemos algunas evidencias.

 

Veamos:

CA001¿Fin del hambre? Mientras que las víctimas de hambruna superaron los 20 millones de seres humanos sólo en la década de 1870, desde la década de 1980 a la fecha, el número de víctimas por década no alcanzó los 3 millones, y durante la primera mitad de la década actual, menos del 1% de esa cifra sufrieron esta trágica situación. 

 

 

 

 

 

 

ca002

¡Elegimos democracia! En 1812, menos del 1% de la población mundial vivía en democracia; es recién a partir de la segunda mitad del siglo XX que la mayor parte de la población vive en el mejor –pero imperfecto- sistema de gobierno.

 

 

 

 

 

 

ca003 Crecer con sostenibilidad. Los peligros del cambio climático son evidentes, sin embargo, la emisión de dióxido de carbono per cápita por unidad del PIB mundial, ha caído. Es decir, para crecer contaminamos cada vez menos.

 

 

 

 

 

 

ca004

¿Fin de la pobreza? En 1820, 5.6% de la población mundial no vivía en extrema pobreza. Al 2015, ese indicador subió a un 90.4% y se estima que para 2030 ningún ser humano viva en esas condiciones. Con estos datos, carecen de sentido las alarmas sobre la desigualdad del ingreso.

 

 

 

 

ca005Crecer es cambiar: Nuestro pasado no fue pacífico. A partir de 2003, vivimos el período de paz interestatal más largo de nuestra historia. Incluso, las protestas pacíficas han resultado ser más efectivas que las violentas

 

 

 

 

 

 

 

 

ca006¿Educación para todos? En 1820, 82.8% de la población vivía sin ningún tipo de educación formal; hasta 2015, ese porcentaje se redujo a 14%.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sí, hay mucho por mejorar. Sin embargo, y como muestra la evidencia, no es necesario ser optimista para afirmar que vivimos la mejor época en la historia del desarrollo del ser humano. Como no hay fidelidad sin memoria, no podemos ser fieles al progreso si ignoramos cómo alcanzarlo. La libertad es el camino y el horizonte consensuado a nivel mundial es la Agenda 2030.

 

 

*La opinión del autor no constituye una posición oficial de la Fundación Nueva Democracia.

 

Modificado por última vez en Miércoles, 24 Enero 2018 04:54