Telf:(+591)(3) 3353357
Email: info@nuevademocracia.org.bo
C/Velasco N° 700 Edif. La Riva Of. 301

Agrupación espontánea:¿Una causa definida sin una propuesta sería?

Agrupación espontánea:¿Una causa definida sin una propuesta sería?

Por: Sebastian Crespo Postigo


Hoy después de unos cuantos días del polémico fallo y golpe contundente a nuestra constitución política del Tribunal Constitucional podemos observar la gran cantidad de movilizaciones que han existido de manera latente en las principales ciudades del país.

Sin duda alguna la lucha ardua y continua de estos grupos es notable en las redes sociales donde hoy podemos festejar en parte por sus acciones la victoria del Voto Nulo a nivel nacional. El cual demuestra una vez más la ilegitimidad del poder judicial.

Principalmente jóvenes (siendo más del 40% del actual padrón electoral) salen a las calles con un accionar y un mensaje muy claro. ¡Fuera Evo y Linera!, dupla que hoy ataca con persistencia la democracia. Desconociendo por medio del órgano judicial (siendo este uno más de los cuatro en total controlado por ellos) la decisión del pueblo el 21F. Estos mismos que se jactan el sentimiento del pueblo buscan como sea saciar su sed y borrachera de poder.

Esos jóvenes, hombres y mujeres, ciudadanos, a partidarios, que voluntariamente citan a la población en general por medio de las redes sociales, eufóricos de la impotencia al ver lo que ocurre a su alrededor, con ese sentimiento de falta de representatividad en los partidos políticos, hoy sin descanso salen a las calles, pero me permito cuestionar de manera específica a las plataformas ciudadanas, podemos estar gritando y coreando en la plaza todos los días si es necesario, despilfarrando energías que de alguna y otra forma demuestran la inconformidad con este gobierno autoritario, ¿Pero hasta qué punto vamos a estar en esta situación?

El fervor nos mantendrá de pie y en las calles por un tiempo, día tras día, pero ese desgaste a largo plazo es contraproducente porque van a existir fechas como este miércoles 6 de diciembre donde estamos llamados a apoyar las decisiones de la Asamblea de la Cruceñidad. Estas decisiones que deben ser acatas por toda la población para que así permitan ser contundentes y de gran impacto.

Porque no crear una agenda ciudadana donde se promuevan y se generen soluciones políticas más concretas y concisas además de ir a gritar “Si este no es el pueblo, el pueblo donde está” porque no promover y exigir a la oposición con fechas la unificación y un solo frente.

No necesitamos jóvenes presos, así no le servimos a nadie. Las luchas no sólo son en las calles, es una manera sí, pero necesitamos aún más medios para contrarrestar a este gobierno represivo.

¡Que cobardía de aquellos que quieren camuflar el odio con la lucha! Esta lucha deber ser de cabeza fría, con inteligencia y perseverancia. ¡Debemos actuar a la altura de lo que soñamos!

“Divide y vencerás” dijo el emperador Romano Julio Cesar. Por este motivo, si estas agrupaciones espontáneas no buscan en concreto generar propuestas este gobierno nuevamente nos va a derrotar. Necesitamos unificar este país. Necesitamos que las personas una vez cada dos años sean partícipes y controlen el voto. Sean fiscales voluntarios. Porque como escuchaba decir a un senador el otro día en los medios de comunicación. Gana el que cuenta sus votos y en cada acta, en cada recinto electoral necesitamos control para evitar más corrupción y fraudes por parte de este gobierno. Tenemos que sacar de raíz esa idiosincrasia boliviana, “cuando me afecte recién actuaré al respecto”.

Hoy más que nunca estamos conectados, en un mundo altamente globalizado, estos grupos espontáneos necesitan organizarse aún mucho más. Esto es una lucha de todos, un reto gigante para cada ciudadano y ciudadana, un reto para los actuales políticos, un reto para nuestros gobiernos morales, un reto que si no participamos desde el sector que estemos, nos hundiremos todos.

Ayer les toco a nuestros padres, abuelos y tíos. ¡Hoy nos toca a nosotros asumir este gran reto, no mañana, HOY!

*La opinión del autor no constituye una posición oficial de la Fundación Nueva Democracia.

Modificado por última vez en Jueves, 07 Diciembre 2017 13:50