Telf:(+591)(3) 3353357
Email: info@nuevademocracia.org.bo
C/Velasco N° 700 Edif. La Riva Of. 301

Acerca del salario mínimo en Bolivia

Acerca del salario mínimo en Bolivia

Acerca del salario mínimo en Bolivia

 

 

POR: CHRISTIAN A. ARAMAYO ARCE

 

A comienzos del siglo XX, a fin de proteger a niños y mujeres, el periodista Paul U. Kellog afirmaba en un paper muy famoso, que elevando el coste de contratación, las empresas formales tendrían los incentivos suficientes para no contratar niños ni mujeres. A partir de la mencionada experiencia y por el fluido ingreso de inmigrantes en el mercado laboral norteamericano, el destacado periodista propuso incrementar el salario mínimo de los inmigrantes para que los mismos no perjudiquen a las familias estadounidenses.

 

Desde este punto de vista, el salario mínimo sería una medida que protege a quienes ya tienen un trabajo formal afectando, entonces, a quienes buscan encontrar un trabajo en el sector al que esté dirigido el salario mínimo. Si, por ejemplo, se impone un salario mínimo único para arquitectos, este discriminará a los mismos para que no obtengan un empleo formal a razón de proteger a quienes estén contratados e inclusive, reducir la calidad del empleo que logren obtener. Con un salario mínimo general elevado se discriminaría a quienes buscan empleo (no por nada el 35% de los desempleados bolivianos son jóvenes) y reduciría la calidad de quienes ya lo tienen.

 


Fuente: Instituto Nacional de Estadísticas

 

¿Qué ocurre con el mercado laboral boliviano? Todos los trabajadores de Bolivia, en promedio, no ganan tanto como en marzo de 2004 a pesar de (o más bien, gracias a) los incrementos salariales de más del 20% por año en la última década del “proceso de cambio”. Así, ¿qué sentido tiene el incremento salarial si ello atenta contra el bienestar de los mismos trabajadores? ¿Cuál es la razón para incrementar los costes de contratación si además se reduce la calidad del empleo? Los trabajadores de Bolivia ganan, en promedio, menos que hace 13 años.


Fuente: Instituto Nacional de Estadística

 

La evidencia encontrada en un reciente paper escrito por Claure, Leyton, Sánchez y Valencia, sugiere que el salario mínimo en Bolivia afecta a hombres y mujeres de maneras diferentes: este significaría un incentivo para que el mercado laboral demande más hombres sustituyendo a las mujeres o reduciendo la calidad del empleo de las mujeres.

El salario mínimo en Bolivia incrementa los costes de contratación afectando a quienes buscan empleo, y no sólo ha afectado a todos los trabajadores del país, la evidencia demuestra que afectó negativamente a las mujeres, redujo la calidad del empleo y perjudica la sostenibilidad de las empresas más pequeñas, que son el 90% de la base empresarial del país.

 

Los trabajadores de Bolivia ganan menos que hace 13 años, ¿qué sentido tiene el incremento salarial si ello atenta contra el bienestar de los mismos trabajadores?