Telf:(+591)(3) 3353357
Email: info@nuevademocracia.org.bo
C/Velasco N° 700 Edif. La Riva Of. 301

Debido proceso y su realidad en Bolivia.

Debido proceso y su realidad en Bolivia.

Por: María José Ibañez

 

¿Qué es el debido proceso? Es un procedimiento que contiene una serie de garantías, que se encargan de velar por la justicia en la solución de un conflicto. Este proceso es un derecho fundamental y es eficiente siempre y cuando este dentro del marco del estado social, democrático y de derecho.

Este debido proceso ha existido desde que el estado se considera como tal, dentro de esta estructura, es el poder judicial el que tiene la responsabilidad de llevarlo a cabo de una manera justa y transparente. Vale la pena aclarar que es estrictamente necesaria la independencia de dicho poder para  gozar de un debido procedimiento exitoso. De igual manera, se podría decir que dentro de la estructura estatal, este método que consta de cuatro pasos, tiene el objetivo garantizar el cuidado de los derecho humanos, el ciudadano que vulnere algún derecho ajeno deberá someterse a este procedimiento que contiene reglas básicas y eficientes. Además está basado en la Carta Magna y la Constitución Política del Estado. De igual manera, dentro de las bases principales de este proceso es la presunción de inocencia, la frase “soy inocente hasta que se demuestre lo contrario” es el mejor ejemplo de esta característica primordial, esto significa que todo ciudadano que se someta a este proceso deberá ser tratado con dignidad hasta que este se concluya y se llegué a una solución legal. En esta clase de situaciones se evita y rechaza la justicia comunitaria hecha por mano propia, esta es una de las principales luchas del debido proeceso, cuando la justicia se aplica de esta manera, se vulneran una serie de derechos y en algunos casos ni se cerciora la culpabilidad del acusado, si este resulta culpable el único derecho que se le priva es el de la libertad.

La realidad de Bolivia

El debido proceso en nuestra actualidad, para comenzar no cuenta con un poder judicial independiente, este, lamentablemente esta sometido al poder ejecutivo, lo cual, de buenas a primeras ya causa cierta deficiencia, no solo en la factibilidad del proceso, si no también en el poder en general. ¿Qué significa esto? Al no contar con un poder judicial eficiente de manera automática la justicia se convierte en una ficción y esto provoca un quiebre al llamdo "estado de derecho".

En conclusión, Bolivia no cuenta con las condiciones para un correcto proceso y esto desacredita la justicia en el país. Para colmo de males, se destina sólo un 0.5% del presupuesto estatal para el poder judicial.Y ¿cúal es el resultado de todo esto? Aparte de la obvia desacreditación de la justicia, algunas comunidades se ven obligadas a ejercer la ya nombrada justicia por mano propia, pues, no cuentan ni con presencia policial cerca de sus residencias.

Claramente, el problema planteado da pie a un serie de subproblemas que hacen de Bolivia un estado que no garantice los derechos humanos a sus cuidadanos y no logre ni un minimo de ideal en justicia.

 

*La opinión del autor no constituye una posición oficial de la Fundación Nueva Democracia.